El reformador Martín Lutero

Monje agustino en la ciudad de Erfurt, Alemania, hubo de trasladarse a Roma. El lujo de la corte pontificia le escandalizó, y vuelto a Alemania, atacó los abusos introducidos en la Iglesia, intentando reformarla. Excomulgado, fundó el protestantismo.

Hijo de una familia campesina y piadosa de Eisleben, Sajonia, en Martín Lutero (1483-1546) fueron visibles su amor a la predicación, la preocupación por su eterna salvación y el estudio. A los 18 años ingresó en la Universidad de Erfurt, y tal vez su indigencia estudiantil le indujo a ingresar en una orden religiosa, aunque se cuenta que renunció a la carrera de leyes por la impresión que le causó la muerte repentina de un amigo íntimo. El abuso que se practicaba con las indulgencias y el fasto de la corte pontificia impresionaron el alma sensible del teólogo, ansioso de reforma en la iglesia. A las órdenes de sumisión venidas de Roma, respondió con mayores y más severos ataques contra la “corrupción” con sus famosas noventa y cinco tesis, fijadas en la puerta de la iglesia para conocimiento de todos los fieles de Wittemberg. Lutero protestó que no quería la separación de Roma, sino la vuelta a la “genuina fe cristiana”. Pero el diálogo fue imposible.

Leer más: http://es.wikipedia.org/wiki/Martin_Lutero

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada